En ocasiones el agua de nuestra piscina se puede ver alterada por varias causas. Una fuerte lluvia o tormenta, manchas de óxido…Vamos a ver cuáles pueden ser las causas del cambio del agua de nuestra piscina y cómo evitarlo o darle solución.

ORIGEN DE LAS MANCHAS EN LAS PISCINAS

Las manchas naranjas o marrones generalmente tienen su origen por la presencia de óxido de metales en el agua.

Estos metales suelen ser principalmente hierro, cobre y manganeso. A menudo, el motivo de la presencia de estas sustancias, es que el agua que se utiliza para llenar la piscina es agua de pozo. Todos estos minerales se oxidan al entrar en contacto con el desinfectante usado en la piscina.

¿CÓMO PODEMOS SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA?

Podemos usar un secuestrador de metales o aglutinante. Lo debemos aplicar directamente sobre la zona manchada o distribuirlo por toda la piscina.

(Si la piscina es de liner, lamina armada o fibra de vidrio no lo verteremos de manera directa, sino dentro de una bolsa de tela suspendida en el agua).

Deberías también limpiar las paredes y el fondo con tu limpiafondos habitual.

Mide y regula el pH hasta situarlo entre 7,2-7,4 y añade dosis extra de cloro de disolución rápida para que se produzca una oxidación.

Es importante lavar el filtro o depuradora y dejarlo funcionando durante 24 horas hasta obtener un agua clara y limpia.

¡En un par de días volverás a tener un agua clara y limpia!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar